EN OCASIONES SE NECESITA UN EQUIPO: AUDITORES Y ABOGADOS CREAN VALOR AÑADIDO PARA LOS CLIENTES INTERNACIONALES

A la hora de iniciar cualquier negocio, los clientes han de estructurar la operación de forma adecuada con el fin de minimizar riesgos y adaptarse a las legislaciones locales y extranjeras en materia fiscal. Cuando multinacionales o inversores extranjeros desean llevar a cabo negocios en Estados Unidos, pueden surgir cuestiones complejas a tener en cuenta.

El hecho de que estos clientes puedan estar sujetos tanto a la legislación americana como la legislación extranjera hace que sea recomendable un equipo de profesionales que colabore conjuntamente con el fin de prestar un óptimo asesoramiento.

¿De qué manera abogados y auditores trabajan conjuntamente?

Abogados y certified public accountants (CPA) suelen ser colaboradores naturales cuando se trata de prestar asesoramiento en operaciones internacionales complejas. Estos dos profesionales pueden cubrir una amplia variedad de materias, tales como el asesoramiento legal, la contabilidad y el asesoramiento fiscal internacional. En este sentido, Ana Bárbara Llorente, asesora financiera senior en Pendas International mantiene:

“En una operación compleja, la estructura legal y fiscal más apropiada puede estar alienada o enfrentada. Normalmente el equipo legal propone una serie de alternativas legales y posteriormente nosotros planteamos las implicaciones fiscales derivadas de dichas alternativas legales (o decisiones legales que el cliente tiene que tomar).”

Asimismo, la Sra. Llorente, como CPA o Censor Jurado de Cuentas, puede prestar un mejor servicio a sus clientes trabajando conjuntamente con profesionales de otras áreas en las que sus clientes requieren un asesoramiento más especializado, como clientes internacionales o del sector inmobiliario. Reuniendo este talento más especializado, el cliente tiene a su alcance el asesoramiento más completo que le pueden prestar varios profesionales, en oposición a la visión más aislada que puede ofrecer un único profesional sin conexión con otras áreas de especialización. 

¿Por qué se debe contratar un equipo para asesorar un negocio internacional?

Cuando las empresas o inversores extranjeros se plantean hacer negocios en EEUU, deberán ser asesorados por distintos profesionales que les den las pautas correctas para enfrentarse a los implicaciones legales y fiscales que pueden surgir. En este sentido, la abogada Natalie Stauffer Lynch detalla situaciones concretas con dos recientes clientes internacionales:

“Hemos asesorado a una empresa bioquímica española en la expansión de sus operaciones en los Estados Unidos aprovechando para ello el conocimiento de expatriados en los Estados Unidos en dicho sector. El equipo de la Sra. Llorente trabajó mano a mano con mi equipo legal asesorando al cliente para trabajar con bancos locales, localizar distribuidores, preparar documentación, e introducir los productos en nuevos nichos de mercado.

Hemos asesorado igualmente a una organización empresarial española en la contratación de profesionales de ventas participando tanto en la negociación de salarios, como en los términos de las asignaciones y otros beneficios contractuales. Asimismo, se asesoró en materia de propiedad intelectual con ocasión de la suscripción de acuerdos con otras entidades con las que el cliente colaboró en el comienzo de sus operaciones en Estados Unidos.”

El trabajo conjunto de equipos de abogados y CPAs es muy eficaz para crear una relación de confianza con sus clientes. El equipo puede colaborar y trabajar presencialmente, por teléfono, por video conferencia, por correo electrónico con el fin de mantener una sólida relación entre todas las partes implicadas.

¿Qué diferencias existen entre operacionales nacionales y operaciones internacionales?

En otros países, hay equipos de profesionales que prestan servicios contables, legales y fiscales. Asimismo, en otros países no americanos, con frecuencia los clientes son asesorados en estas materias en una sola organización sin necesidad de que el cliente acuda a más de una firma. En Estados Unidos, por el contrario, las normas deontológicas no permiten a los abogados y a los CPAs formar parte de la misma firma, de tal forma que estos profesionales prestan sus servicios de forma individual.

En el mercado americano la forma de colaboración entre abogados y CPAs puede resultar confusa para empresas e inversores internacionales. Adicionalmente, como en cualquier otro país, la legislación tiene algunas peculiaridades que pueden no existir en otros países, tales como la constitución de sociedades, impuestos, o leyes de inmigración. Utilizando equipos de profesionales, tanto empresas como inversores internacionales pueden tener la certeza de que el abogado y el CPA les ayudará a comprender mejor los riesgos y las expectativas de sus operaciones de acuerdo con la legislación local.

Contratando a la abogada Natalie Lynch y Ana-Barbara Llorente, CPA, tendrá a su disposición un equipo de profesionales, no solo con sobrado conocimiento en transacciones comerciales internacionales, sino también profesionales que se preocupan del cliente. Lynch y Llorente trabajan para entender los detalles de su negocio con el fin de ayudarle a alcanzar sus objetivos de invertir o crear una empresa en los Estados Unidos.

Para más información, contacte con Natalie Lynch en el número +1 512-298-2346 para agendar una consulta inicial en persona, por teléfono o por video conferencia. 


Recent Posts